domingo, 15 de febrero de 2009

Atemporal

El último suspiro siempre duele.
El miedo, la ansiedad y todos sus fantasmas

Ese instante atemporal,
los relojes invierten su marcha

Sentate, ponete cómodo.
Esta por empezar el viaje.
E.H.

No hay comentarios: